Dicen que soy una emprendedora nata. Y yo también lo creo así, porque haya trabajado por cuenta ajena o por cuenta propia siempre tengo nuevos proyectos en mente…..
¿Pero qué define al emprendedor? ¿Hay alguna forma de saber si tú también eres emprededora y tienes lo que necesitas para tener éxito como empresario?
El emprendedor tiene una serie de características muy definidas que bajo mi experiencia y punto de vista, distan mucho de lo que me preguntáis casi casi todos los días. 
¿Es lo mismo ser un emprendedor que un empresario? ¿Es lo mismo ser vendedor que emprendedor? ¿Para ser empresario hay que ser vendedor? 
 
Estas tres preguntas, muy interesantes por cierto, son las que yo os voy a intentar de aclarar. Y luego daros la posibilidad de que os AUTOCHEQUEIS y veas si eres o no una emprendedora. 
Vamos a ir al grano:
1. Puedes ser emprendedor y no tener tu propia empresa. 
2. Puedes ser vendedor y no haber emprendido nada.
3. Todo empresario debe conocer cómo vender sus productos a sus clientes. Nociones básicas de ventas, ya sean online u offline. 
Dicho esto, creo que he aclarado la base, ¿verdad? Y es que ¡Cuántas veces no has confundido términos!
Vamos por partes ahora.
1. Yo puedo ser funcionaria y ser emprendedora en mi trabajo. Valeeee, ya sabemos lo que dicen, que los funcionarios pues a ver, que se acomodan, pero haberlos los hay, y oye hay gente que en su trabajo no para de investigar, pensar, hacer y diseñar nuevas fórmulas para superarse cada día. Crean proyectos en definitiva que les ayudan a ellos o a otros a dar respuesta a problemas que tienen en su medio. 
Por tanto, ser emprendedor no es un “trabajo” sino una forma de ver la vida, una filosofía, un estado permanente que existe en algunas personas (no todas son emprendedoras ni mucho menos) que les hace sentirse con la NECESIDAD de cambiar las cosas, de mejorarlas. Hay gente que no le gusta pensar, ni tener esa iniciativa, prefiere dejarse llevar y que le den las cosas masticaditas. Ojo! que esto no es ni lo mejor ni lo peor. Es simplemente diferente. 
2. Si eres vendedor en una empresa, puede que no hayas tenido que emprender nada. Puede que ya el proyecto te venga dado y lo que necesiten de ti es su ejecución. 
Diferente es si 3. Eres tú el empresario, entonces, ahí amiga mia, sí que vas a tener que ser vendedora, y saber sacarle la mejor rentabilidad a tu negocio. 
Por tanto, ¿tú en qué lugar estás? ¿Eres solo vendedor? ¿Eres empresario? ¿O eres emprendedor?
¿O lo eres todo? Ya que si eres emprendedor, puedes llegar a ser empresario, y por ende también vendedor de tus propios productos. 
¿Hacemos el AUTOCHEQUEO? ¡Vamos a allá?
 

  1. ¿Tienes los objetivos claros de lo que quieres hacer? Es decir, ¿Sientes motivación por el proyecto que estás poniendo en marcha? ¿Sientes una energía que te impulsa a pensar en él como una fuente de ideas y de emoción que te embarga y que te estremece?
  2. ¿Eres disciplinado? Esto es que tengas fuerza de voluntad para tener un horario de trabajo y cumplirlo.
  3. ¿Te centras en buscar la solución cuando llega el problema? O por el contrario ¿te centras en el problema y te atascas porque no hallas la solución?
  4. ¿Eres creativo y flexible a la hora de afrontar los problemas que te llegan? A lo que me refiero es que seas capaz de vivir con la “incertidumbre” de no tenerlo todo atado, y estar dispuesto a cambiar de actitud, de enfoque o de paradigma cuando así lo requiera la situación.
  5. ¿Eres un buen comunicador? (Entre tú y yo, esto lo vas a necesitar y mucho)
  6. ¿Eres organizado? Tener los objetivos claros es solo el principio. Luego tendrás que contar con herramientas para planificar y sobre todo, saber hacerlo para que el día no se te vaya en un suspiro habiendo hecho dos cositas intrascendentes. Tendrás que aprender a dejarlo todo bien atado para que tooooooodo lo que tienes que hacer, se convierta en beneficios para tu empresa.
  7. ¿Reconoces y corriges tus errores? Importante, porque te vas a equivocar y mucho.
  8. ¿Arriesgas? Esto significa que una vez que conoces la información, y has investigado sobre el tema te lanzas a ver qué pasa. Si tu respuesta es no, es mejor que no empieces tu negocio. Emprender es arriesgar.
  9. ¿Eres experto en tu negocio? Los emprendedores que consiguen ser empresarios, es porque conocen el mundo donde tienen su empresa del derecho y del revés, no hay nada (o casi nada) que se le escape.
  10. ¿Sabes contabilidad? Algo tienes que saber, para no derrochar al tuntun tus finanzas.
  11. ¿Estas preparado para trabajar jornadas de hasta 16 horas, y hasta 7 dias durante muchas semanas consecutivas? Sí, ya lo sé, que trabajas para ti para trabajar menos, pero eso pasa a largo plazo, antes has de dejar muchas cosas atadas, y te aseguro que a corto plazo no ves los resultados y te frustras. Si tienes el aguante suficiente y luchas por tus sueños, el trabajo se verá recompensado. La clave aquí es la persistencia y constancia.
  12. ¿Sabes tomar decisiones bajo presión? LLevar una empresa no es fácil. Y las decisiones más importantes casi siempre te llegan cuando más agotado estás o cuando más urge tomarlas (y bajo presión)
  13. ¿Sabes delegar? Uy uy esto cuesta ¿eh? pero ¿Sabes dejar que otros se ocupen de tareas que tú no dominas? ¿Sabes cuando alguien en quien tú confias, esta preparado para asumir una de las acciones que tú has hecho hasta ahora, para poderte ocupar de otras cosas?
¿Qué tal el autochequeo? Si respondes que si a la gran mayoría de las preguntas (digamos 10 sí y 3 no), ¡Eres emprendedora!

Decirte que como has visto al principio de este post, el que nace así, se muere así. Y luchará por hacer flotar sus ideas, aunque tenga que reformularse una y otra vez. Aunque tengas dias malos, siempre encontrarás la excusa para que mañana te vuelvas a levantar y empieces de nuevo. Eso sí, con más experiencia, jajajajajajaj….Y una experta, como me decía el otro día mi amiga Sonia de la tienda Vinil, de lo que sabes que no tienes que hacer para tropezar de nuevo. 
En el camino que estás a punto de emprender o que ya estás en marcha, no hay fórmulas exactas y matemáticas. En otro post que luego enlazaré aquí, te expondré ideas, consejos para que este camino te resulte más sencillo, o al menos (porque las caidas no te las podré quitar) menos dolorosas 😉
Ahora contesta a este post y dime si eres emprendedora. Y cuáles son tus dificultades. Yo en la newsletter de contaré cuales son mis respuestas a estas preguntas y trataré de ayudaros en vuestras dificultades. 
Nos leemos en el siguiente post. 
Newsletter Soy Visible OnlineImage Map

Soy Visible Online

Soy Visible Online

Hola, soy Carmen la directora y PedagoSeo de Soy Visible Online. Ayudo a empresarias del desarrollo personal a utilizar estrategias Seo para que se enlacen a Google, atraigan visitas ideales y las conviertan en suscriptores.
Soy Visible Online

¿Más artículos para seguir aprendiendo?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies