¿Cómo influye el nivel de autoestima que tengo con mi emprendimiento?

¿Puede una persona con baja autoestima emprender igual que otra que tenga una autoestima normal o alta?

En mi opinión yo creo que sí que podría, pero estaría batallando constantemente con ella misma y  con sus inseguridades.

 

Conocer quién y cómo eres, creer en ti , en lo que quieres y confiar en tus capacidades: estas palabras son la base de un buen emprendimiento y son la base de una buena autoestima.

Un apunte: Con esto no te digo  que no puedas tener miedo o inseguridad delante de algo nuevo que quieras hacer, de que flaquees en algún momento, pues somos humanas;  pero vamos a analizar un poco qué hay debajo de una mujer emprendedora con una  buena autoestima.

 

Emprendedoras con una buena autoestima.

“Me creo capaz de hacer lo que me propongo”

Las mujeres emprendedoras con seguridad en ellas mismas y que reflejan una buena autoestima cumplirían estos requisitos:

Conocen sus capacidades y habilidades: son mujeres que saben muy bien cuáles son sus capacidades, talentos, habilidades y puntos fuertes; los reconocen y se ayudan de ellos para conseguir lo que se proponen. También conocen qué les hace falta y van trabajando en ello.

Delante de los errores son objetivas: En el emprendimiento no todo va a salir bien a la primera, y si te han dicho lo contrario,  no te lo creas, ¿Cuántas veces no damos con la mejor tecla a la primera? Muchas. Una mujer con una sana autoestima toma sus errores como lo que son, errores,  no fracasos y toma suficiente distancia para reconocer su grado de responsabilidad en ellos.

Son buscadoras de recursos:  Delante de las dificultades y los miedos son capaces de ir a buscar los recursos que le hacen falta para llegar donde quieren. A veces tardan, pero perseveran y van haciendo . Puede que como hormiguitas ¿Pero y qué? Lo hacen,  buscan, buscan y encuentran lo necesario.

Saben marcarse objetivos: claros y lo suficientemente retadores acorde con su grado de capacidad. Esto las hace creer en ellas mismas.

Tienen una mentalidad optimista:  Saben que pueden haber fallos pero en vez de pensar en ellos se centran en lo que puede salir bien y en su esfuerzo,  para así  tener la confianza necesaria y sacar  a relucir todo su potencial.

– Saben encontrar el refuerzo dentro de ellas: Valoran  el trabajo realizado y se felicitan por ello. Aquí no vale la falsa modestia, tenemos que aprender a colgarnos medallas – luego te explico un poco más-.

¿Qué me dices te sientes reflejada o tendrías que trabajar ciertos aspectos?

 

A fortalecer tu autoestima emprendedora

La autoestima se puede mejorar, no es una capacidad innata, se va adquiriendo en la infancia y al largo de la vida,  pero se puede entrenar. No te quedes con el no sé hacerlo, no seré capaz, delante de estos pensamientos tienes que hacer un “quita bicho” y reforzarTE, quererTE.

Sígueme en el camino y ves dando pasos:

Vamos a trabajar una de las creencias más importantes para fortalecer tu autoestima ” la auto eficacia” – esa vocecita y pensamiento arraigado que te dice cuánto capaz eres de conseguir o no las cosas que te propones, sí, te hablo de  la confianza en ti misma-. ¿Cómo puedes trabajarla?

Desarrolla el optimismo: El optimismo es un facilitador emocional (una línea de pensamiento que lo que hace es generar bienestar, multiplica nuestras capacidades). Ser optimista es pensar que lo que tiene que pasar va a salir bien. Aquí hay mucha gente que me dice, – “yo me pongo en lo peor,  así si no me sale bien no es tanto el “patacazo” “ yo respondo a esto: – “¿No es mejor afilar bien el hacha, sacar a relucir todo nuestro potencial y así tirar mucho mejor del carro? Hay miedo, claro,  pero si nos centramos en él nos hacemos pequeñas y el optimismo nos ayuda a que el mecanismo del miedo se active mucho menos.

Reflexiona las veces que has dicho – ” no saldrá bien” y se ha cumplido; estoy convencida que pocas veces y si ha pasado tu fatal pronóstico,  te enlazo al siguiente punto.

Sé realista: Toma perspectiva en el asunto. Ni todos los fracasos son por tu culpa, ni todos los éxitos por cosas de los demás, ni al revés – tampoco es bueno echar pelotas fuera – . Acepta tu cuota de responsabilidad para poder aplicar las soluciones oportunas. No saques el látigo.

– Lo del látigo me conecta a este  paso: Cambia los pensamientos negativos por otros de positivos. Trabaja tu diálogo interno. El diálogo interno es muchas veces nuestro crítico interior, aquella voz que nos dice “te has equivocado” o “lo has hecho fatal”. ¿Te suena mejor la primera o la segunda? Yo intento hablarme  como la primera vocecita, porque me orienta a sacudirme y volver a subir y  a reflexionar sobre cómo puedo hacerlo mejor la siguiente vez.

Si eres de las segundas te dejo un video para trabajarlo y tener un pensamiento más productivo.

 

Un, dos, tres ¡Acción!

– Otro punto para sacar músculos a tu seguridad es tomar acción e ir cumpliendo metas realizando un buen plan de acción para ello:  muévete, de la única manera que vas a ver si puedes o no puedes hacer las cosas es haciéndolas, sin más ¿Otra vez llama el miedo a tu puerta? Reflexiona, analiza tu miedo y ves a cogerle de la mano,  para que poco a poco vayáis cubriendo lo que os hace falta para llegar: un libro, otro profesional, una formación, etc. Si sale mal aprendes, si sale bien es un triunfo y de las dos  maneras avanzas.

Elabora tu plan de acción:

– Márcate la meta a conseguir y piensa en qué objetivos quieres alcanzar para conseguirla. Recuerda las siglas E.M.A.R.T – un objetivo que sea Específico, Medible, Alcanzable, Realista y Temporal.

Acabo el artículo con un último punto y no menos importante,  repasa las metas que has cumplido y celebra tus logros. Ve parando y viendo qué has conseguido, por pequeño que sea, crea una lista si es preciso y luego felicítate por ello, aquí no vale como he dicho antes  la falsa modestia, si lo has conseguido tienes que, como mínimo, decirte a ti misma lo bien que lo has hecho, aunque te parezca que es insignificante, FELICÍTATE POR ELLO.

 

Ahora es tu turno

¿Estás de acuerdo?, ¿crees entonces que trabajar todo esto puede ayudarte en tu emprendimiento? Recuerda: ” Queda camino por recorrer pero vamos dando pasos” Deja tu comentario, que nos encantará saber qué piensas.

Lifetraining. Emociones y autoestima

Psicóloga y Coach personal at Lifetraining. Emociones y Autoestima
Soy Aida Moragues psicóloga y coach personal creadora de Life Training. Emociones y Autoestima, centro de inteligencia emocional y crecimiento personal.
Mi misión: Hacer de mi vida y la de los demás una vida más fácil y feliz creyendo en una misma, viviendo en positivo, estando en constante crecimiento , ver las dificultades como oportunidades y amar lo que se tiene. Por esto te ayudo a callar esa voz que te critica, a aprender de ti y de tus emociones, saber gestionarlas,para poder ganar seguridad y vivir una vida más plena y con más bienestar.

Latest posts by Lifetraining. Emociones y autoestima (see all)

Más post para seguir aprendiendo:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies